Páginas

jueves, 23 de septiembre de 2010

Diario de mi colmoyote y yo XI: 100 años de la UNAM, 52 días como pupa y tenemos un colmoyote adulto

El pasado 31 de julio la larva de Dermatobia hominis salió de mi cuerpo, se enterró y comenzó el proceso final de metamorfosis para convertirse en adulto. Hoy 22 de septiembre, a 52-53 días de aquel suceso, emergió el adulto: una mosca.

Con esto se completa el ciclo de vida del proceso que comenzó hace 4 meses cuando la larva de colmoyote entró a mi piel para alimentarse. Cosa que no volverá a hacer en su vida: los adultos no comen más. Su aparato bucal no es funcional y enfocan todos sus "días mosca" a intentar reproducirse.

Dermatobia hominis no es la única especie con un comportamiento así, para no ir más lejos, muchas de las palomillas (mariposas nocturnas), como por ejemplo las de la familia Saturniidae hacen lo mismo.

De vuelta con Paquito, el ejemplar mide alrededor de 1.5 cm. Es color negro azulado, con ojos rojos y apéndices bucales amarillos casi blancos, sus patas son café claro. Aquí una foto que el recipiente y la malla me dejaron tomar, y por supuesto un pequeño video que describe la situación.




¿Qué sigue? Esperar que el ciclo de vida termine y analizarlo bajo el microscopio ¿será macho o hembra?


Total que hoy estamos de fiesta. ¡Salud!

-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII