Páginas

domingo, 6 de junio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo III: la hipótesis

Después de consultarlo con los miembros más destacados de la academia y de reflexionar sobre mi comportamiento de los últimos días todo quedó claro. Cometí dos típicos errores que toda mujer sabe debe evitar, sólo que no creí que aplicaran estos dípteros parásitos:

* Separé a Paquito de sus compañeros de camada: sus cuates, sus bros (Mastropiero et al. en preparación. Isolation of companions "bros" causes death in colmoyotes). El clásico deja de ver a tus amigos y quédate con migo ¿en qué estaba pensando?

* Traté bien a Paquito, me preocupé por su salud, hablé de lo nuestro como una relación y hasta lo publiqué en internet. Seguro hay manuales que dicen que no hay que hacer eso.


En fin Paquito, se qué es tarde ya para pedir perdón, se que es tarde ya y lo siento, termina nuestro experimentoooooooo.

-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII

3 comentarios:

Tgrika dijo...

Ticatlaaa por Dios!

Tu curiosidad de bióloga me produce cierta ansiedad jajaja.
Yo no podría vivir con un parásito dentro sin morir de paranoia en el intento. Es como cuando te encuentras una cucaracha por la noche en la cocina y no puedes dormir pensando en que todo tu cuarto está lleno de ellas. Jajaja, qué paradójico es que como politóloga no me aterren por ejemplo la corrupción, la demagogia y el nepotismo. Y tus colmoyotes me ericen la piel con solo imaginarlos. Un abrazo, siempre que acudo a este blog aprendo cosas nuevas!

Ticatla dijo...

Estimada Tgrika, como siempre un honor encontrármela. No te preocupes, eres más fuerte de lo que crees, has tenido muchos parásitos dentro de tí, probablemente ahora mismo se libra una batalla épica dentro de tus intestinos donde tus valientes células mantienen controladas a bacterias y protozooarios invasores. En cambio a mí si me aterra la corrupción y cada vez entiendo menos a la humanidad.

Gabriel dijo...

O.o ¡ Encontré tu sitio por error ! y Dios me vas a traumar!!!

La historia del Colmoyote es muy buena, he interesante…,pero aterradora para mí!! La paranoia me ataca!!!!

Suerte con tu siguiente relación, insecto-bióloga

Saludos… Gabo (el sobrino del fut =P)