Páginas

lunes, 26 de julio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo VII: todo cambia a los 2 meses

El pasado 24 de julio se cumplieron 2 meses. Cuatro días antes, cuando tuve mi ataque de pánico, las cosas comenzaron a cambiar.

Se terminaron las evacuaciones escurriendo por mi brazo. Comenzó la etapa de hacer más amplio el orificio de la herida. En sólo una semana pasó de apenas 1 mm a alrededor de 3 mm y es mucho más notorio:



El colmoyote lo hizo dando pequeñas mordidas en la periferia de la herida, es decir que ya no está solo en las profundidades, sino que puedo ver su pequeña cabeza asomarse ligeramente al comer la orilla de la herida. Cuando termina, se da la vuelta, se esconde y puede verse el espacio muy claramente durante un momento:





Después de un rato genera una costra pequeña que cubre la entrada, según yo es algo que hace más el colmoyote y menos mi cuerpo, es decir no es propiamente una cicatriz sino un tapón que Dermatobia hominis  genera:




El dolor ha aumentado, por no decir que ha aparecido por primera vez, pero sólo es cuando está comiendo. Una o dos veces al día, 2 a 5 minutos. Absolutamente soportable.

En teoría, según las fuentes, falta un mes más. En dos semanas tendré todo el tiempo a la mano los preparativos para recibirlo.

-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII

No hay comentarios: