Páginas

sábado, 31 de julio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo IX: Pasión futbolera y se sale la larva

Hoy la cosa se puso cardíaca. Después de 68 días de vivir dentro de mí y comerme, la larva de colmoyote salió de mi cuerpo. Dos meses y una semana, menos de los supuestos 3 meses que estábamos esperando.

Estaba jugando futbol. Al medio tiempo estaba asomándose más de lo normal, tal vez 7 mm y podían verse algunos de sus espinas o ganchos negros. No me alarmé demasiado, cuando escalaba también se comportaba de forma parecida. No sentí dolor alguno. Sólo la revisaba periódicamente, cada que la jugada me lo permitía. En una de esas vi sólo el agujero, pensé que se había vuelto a ocultar, como normalmente hacía, pero al palparme me dí cuenta que no. Escaneo frenética la cancha, a unos 4 metros de mí había una bolita amarilla. Corro, la tomo, es la larva. La guardo en el puño izquierdo y sigo jugando. Cual supercampeones me debato en mi interior, salirse así namás es algo que no se le puede hacer al equipo. Le grito al DT en el otro extremo pidiendo mi cambio. No lo puede hacer inmediato. Tres jugadas más, de pronto todo sucede en mi banda. Me cuesta concentrarme, siento a la larva rebotar en mi puño. Salgo finalmente, me siento pésimo con el equipo, así que perdones y gracias.

Bueno, aquí está mi ridícula autoentrevista:




El agujero que dejó en mi piel. Ventaja tener antiséptico en el botiquín del equipo. Queda solo cuidar la herida para que no se infecte:




Después D, un amigo que estaba en las gradas, me hizo el enorme favor de conseguir tierra y un recipiente:




¿Porqué ponerla sobre tierra? En teoría esta larva, que está en el tercer estadío (recordemos que creí Paquito había muerto cuando en realidad fue una muda de piel) debe de enterrarse y pupar (o sea hacerse pupa o crisálida, como las mariposas), de donde surge el adulto. Por cierto, alguna vez dije que no estaba segura de si estos dípteros pasaban por diferentes etapas larvarias, luego me enteré que sí y olvidé comentarlo aquí.

Teníamos otro partido una hora después, mientras descansábamos en las gradas me dediqué a tomarle algunas fotos y video:







Debo decir que pasé por momentos de angustia en los que no supe si esta larva era efectivamente el estadío larvario final y listo para pupar o si había salido adelantadamente... y todo por la pasión futbolera. Su color es amarillo, en vez de blanco como las larvas que extraen quirúrgicamente (1). Esto, según R que también tuvo uno hace años, es una buena señal, así que esperemos lo mejor.

Ya en casa le tomé unas fotografías más. En esta señalo sus principales características morfológicas (1, 2). Espero no estar cometiendo algún error al identificar las partes. En cuanto tenga un poco más de tiempo hago una mejor revisión bibliográfica y les doy mayor detalle.






Así pues termina la miasis y la parte parásita del ciclo de vida de Dermatobia hominis. Ahora, si todo sale bien, permanecerá como pupa al rededor de un mes y después emergerá el adulto, es decir una mosca de vida libre. Paquito el colmoyote ya comió todo lo que comerá en su vida, como adultos no pueden alimentarse (incluso me parece que tienen atrofiado el aparato bucal), su único propósito es encontrar pareja y reproducirse.

Hice un terrario un poco mejor. Debo mantener relativamente húmeda la tierra y procurar que no se enfríe demasiado. Gracias a J por regalarme una media que sirve de malla. Así quedó el terrario:


Agradecimiento especial a todas las chicas del fut y al DT por su comprensión.



Ahora, la espera.


-----------------------

Toda la historia del colmoyote:


Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII

viernes, 30 de julio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo VIII: Ya se asoma

2 meses y 5 días. Ya se asoma. Es enorme. Parte del tiempo permanece bajo mi piel, pero cada vez pasa más tiempo con unos 5 mm del segmento anterior asomado y sin moverse. La cabeza es pequeña, poco menos de un 1mm de mandíbulas






Eso sí, cuando me meto a bañar sale y se mueve mucho, según yo para beber agua. La primera vez creí que ya estaba naciendo y salí disparada en toalla por la cámara, falsa alarma. Después pensé que podría ser el agua caliente, pero probé con agua fría y también sucede.

De tan cómica escena no hay video, lo siento. Pero los dejo con un video del 22 de julio (o sea a 3 días de cumplir dos meses) y con este otro tomado hoy 30 de julio, a los dos meses y 5 días. Verán que en 8 días creció bastante, básicamente se ha dedicado a comer la orilla del orificio y ampliarlo paulatinamente.










-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII

lunes, 26 de julio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo VII: todo cambia a los 2 meses

El pasado 24 de julio se cumplieron 2 meses. Cuatro días antes, cuando tuve mi ataque de pánico, las cosas comenzaron a cambiar.

Se terminaron las evacuaciones escurriendo por mi brazo. Comenzó la etapa de hacer más amplio el orificio de la herida. En sólo una semana pasó de apenas 1 mm a alrededor de 3 mm y es mucho más notorio:



El colmoyote lo hizo dando pequeñas mordidas en la periferia de la herida, es decir que ya no está solo en las profundidades, sino que puedo ver su pequeña cabeza asomarse ligeramente al comer la orilla de la herida. Cuando termina, se da la vuelta, se esconde y puede verse el espacio muy claramente durante un momento:





Después de un rato genera una costra pequeña que cubre la entrada, según yo es algo que hace más el colmoyote y menos mi cuerpo, es decir no es propiamente una cicatriz sino un tapón que Dermatobia hominis  genera:




El dolor ha aumentado, por no decir que ha aparecido por primera vez, pero sólo es cuando está comiendo. Una o dos veces al día, 2 a 5 minutos. Absolutamente soportable.

En teoría, según las fuentes, falta un mes más. En dos semanas tendré todo el tiempo a la mano los preparativos para recibirlo.

-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII

martes, 20 de julio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo VI: El ataque de pánico

Dicen por ahí las fuentes médicas y veterinarias que toma tres meses. Pero me entró el pánico de que sea un dato demasiado estimado y que mi colmoyote emerja antes.

Es que sigo sin tener cámara y sería una tragedia que llegara el momento y no tuviera con qué documentarlo. ¡Ataque total de pánico! Pero bueno, ya le hablé a un amigo y me prestará la suya hoy. 

Mi temor se basa en que Paquito ha aumentado mucho su actividad desde ayer. El orificio ya mide como 2.5 mm de largo, la roncha está bastante más pronunciada aunque sigue siendo local e indolora. Lo más interesante es que puede verse parte de la larva cuando está excretando. Literalmente saca un poco la colita para expulsar los desechos, muy higiénico todo. También las comidas han sido un poco más intensas y ha sangrado un poco, como si estuviera ampliado sus habitaciones o preparándose para salir. Más aún, hace 5 minutos se movió como asomando un poco el cuerpo sin expulsar ninguna secreción, nunca había pasado.

En fin, a falta de seguridad total en cuanto al tiempo de incubación, empezaré a tener listos todos los preparativos. Por lo pronto que no pase nada antes de que consiga la cámara.

Los dejo con esta (otra) pésima foto tomada con mi triste pero entusiasta camarita web.


-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII


sábado, 10 de julio de 2010

Diario de mi colmoyote y yo V: La situación al mes y medio

No he escrito en un rato, disculpas, andaba de viaje. Mi colmoyote tiene un mes y medio. Las cosas han cambiado desde la última vez que escribí:

1. Orificio de 1.2 mm perfectamente distingible como tal

2. Roncha de 0.5 cm de diámetro visible externamente y de 1cm si se palpa la inflamación

3. No inflamación ni reacción alguna fuera del área local de la roncha

4. No ganglios inflamados, temperatura ni otro síntoma de mi sistema inmune quejándose

5. Durante 3 a 4 momentos al día  se siente una punzada local, por no más de 1 minuto, probablemente durante el tiempo que el bicho se alimenta o mueve con mayor intensidad

6. Secreciones cada 1.5-4 hrs de líquido café oscuro. Creo que deben ser los desechos digestivos de la larva, tienen un olor particular y no es sangre coagulada

7. Secreciones, 1 vez al día por lo general, de líquido transparente acompañado de un poco de sangre (poco abundante)

8.Ligera resequedad al rededor del orificio

9.No infección ni secreción de pus

El punto 6 empezó al mes y 3 días y ha aumentado, a veces se acompaña de un poco de dolor, pero no es intenso.

En los próximos días subiré buenas fotografías buenas y un video. Por lo pronto los dejo con esta medio chafilla.



-----------------------
Toda la historia del colmoyote:

Diario de mi colmoyote y yo I
Diario de mi colmoyote y yo II
Diario de mi colmoyote y yo III
Diario de mi colmoyote y yo IV
Diario de mi colmoyote y yo V
Diario de mi colmoyote y yo VI
Diario de mi colmoyote y yo VII
Diario de mi colmoyote y yo VIII
Diario de mi colmoyote y yo IX
Diario de mi colmoyote y yo X
Diario de mi colmoyote y yo XI
Diario de mi colmoyote y yo XII
Diario de mi colmoyote y yo XIII